jueves, 24 de abril de 2014

La herencia y sus consecuencias a nivel familiar

Todos conocemos a personas que han tenido problemas con familiares o personas allegadas por temas de herencia, y si no es así, es porque los parientes están bien avenidos y tienen fuertes lazos de unión entre sí, además de que el testamento estaba escrito explícita y detalladamente.

 Desafortunadamente, muchas veces las herencias provocan situaciones desagradables y hace que se descubran entre los parientes otro “tipo de intereses”. Los problemas más frecuentes con todo ello están relacionados con el pago de impuestos, la designación de herederos y el reparto de bienes.

 La opción más recomendable y la que evita mayor número de problemas es dejar un testamento claro y con un reparto justo, equitativo, pormenorizado y legal de los bienes y de los herederos. Pero no siempre el testamento es garantía de que todo va a salir bien.

 Uno de los casos es el cobro de una herencia. Esto puede conllevar trifulcas familiares que obliga a que se tenga que pasar por los Juzgados Civiles, los cuales suelen tener un gran número de procesos hereditarios. Por ejemplo, cuando llega el momento del pago de impuesto de sucesiones, la controversia llega cuando los hijos deben pagar por una herencia que aún no han cobrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario