domingo, 15 de junio de 2014

Comunidad hereditaria

Comunidad hereditaria
La comunidad hereditaria es un figura propia del derecho sucesorio y se define como la comunidad de partícipes que surge derivada de la aceptación de aquellos que han sido llamados como sucesores en una herencia o parte alícuota de ella.

Esta comunidad es divisible, se entiende que es su fin último, y cualquiera que sea partícipe de la misma puede proceder a solicitar la división salvo pacto en contra.

El objeto de la comunidad son los bienes y derechos de la herencia que no han sido adjudicados por el causante a título particular.

La comunidad hereditaria está participada por todo aquel sujeto que tenga derechos sobre una parte de la herencia tanto si es heredero como si es legatario.

Mientras la comunidad siga indivisa, es posible que los bienes o derechos que forman parte de ella generen rendimientos que serán incorporados a la comunidad hereditaria por accesión. Del mismo modo, los bienes o derechos que sean enajenados en algún modo serán sustituidos dentro de esta mesa por los que se reciban a cambio de la misma o distinta naturaleza. En relación con las deudas generadas por la comunidad, existen dudas para establecer si pasarían a formar parte de la comunidad.