jueves, 17 de julio de 2014

Invalidez de una disposición testamentaria

Invalidez de una disposición testamentaria
El Código Civil no regula la invalidez o ineficacia pero la doctrina y la jurisprudencia han construido el régimen aplicable. El legislador aragonés sí refleja en la Ley de Sucesiones este aspecto para las sucesiones correspondientes.

Una disposición testamentaria será nula cuando venga determinada por un motivo contrario a la ley, al orden público o a las buenas costumbres. En el caso de que la disposición testamentaria concreta sea susceptible de ser nula es posible entablar una acción de nulidad que prescribe a los quince años del fallecimiento del testador.

Por otro lado, una disposición testamentaria será anulable si ha sido otorgada con error en la persona o en el objeto que la interpretación no pueda eliminar ya que si a través de ésta es posible concluir a que personas o a que objetos se refería, la disposición será válida para éstos.
También lo será en el caso de que se haya otorgado con engaño, violencia o intimidación grave así como en los casos en los que se ha otorgado por error, de hecho o derecho, en los motivos si del propio testamento se deduce que no lo habría otorgado de este modo si hubiera sido conocedor de tal error.

No hay comentarios:

Publicar un comentario